Manu Molina – Pintura

This event was on 2 noviembre, 2018


La obra de Manu Molina (Rute, 1956) nos lleva a un universo onírico donde los niños juegan y el horror aparece con inocencia. Los cuadros de esta propuesta de exposición están hechos con un proceso que el autor llama creación intuitiva. En palabras suyas: “en la creación intuitiva el autor se sitúa sin idea preconcebida delante del lienzo y la obra va apareciendo a medida que avanza el proceso”, es decir, el abismo del lienzo en blanco  hace que el mismo autor no sepa en un principio el resultado que busca, sino que es en el proceso de trabajo donde va revelándose lo que será la obra, lo que la obra dará de sí. Durante el proceso de creación el artista se abstrae,  inmerso en una especie de trance que recuerda a la forma de trabajo de Jackson Pollock, y será la causa del inesperado resultado final, que no solo es conmovedor y violento  para el espectador, sino también para el artista. “Siempre me sorprendo del resultado final de mis cuadros, mi mente se impresiona y se sorprende. A veces aparecen como bellos, otras como algo nuevo para mí”, dice Manu Molina en relación con sus obras.

La pintura de Manu Molina recuerda bastante al estilo de Jean Michel Basquiat, representante destacado el neoexpresionismo americano de los años 80, pero clasificar la obra de Manu Molina es complicado y demasiado atrevido cuando es un autor totalmente alejado de los círculos del arte. Esta distancia le ha permitido trabajar con total libertad, sin ningún tipo de obligación,  y hace que su obra tenga una pureza e inocencia infantil que provoca una sensación de extrañamiento mundano. Este hecho llamó la atención de la Fura dels Baus que en su proyecto Naumon del año 2008  llevó su obra (Arte entre burros) desde España hasta Taiwán pasando por Marruecos. Parte de esta obra se mantiene expuesta de forma permanente en la Casa del Borrico de Rute, situada en plena naturaleza, donde los burros interactúan con las obras del autor.

La obra que presentamos en Wasqha es un conjunto de obras donde se van mezclando collage, obras en lienzo, esculturas callejeras, fotografía, etc. Se pretende recrear una experiencia en una sala de exposición donde el espectador experimente el universo de Manu Molina desde todas sus formas de hacer arte.

Contaremos con su obra durante todo el festival en la casa de la cultura de Almedinilla. Entrada Gratuita

 


Casa de la Cultura


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *