Jesús de la Palma – Literatura

This event was on 5 noviembre, 2016 18:30


Jesús de la Palma (Granada, 1975) nació viejo y preocupado, aislado del mundo, ensimismado con su ombligo. De chico quería ser cura, pero a mitad de camino se perdió y se cayó a un canalillo y ya no quiso salir nunca más.

Estudió en la Universidad una carrera sin importancia, además de un Máster en Hipocresía, Eufemística y Pesimismo. Trabaja de censor en su propio cerebro, el cual solo le funciona a medias. Es amable, aunque un poco raro, así que no tiene amigos, y apenas conocidos, y si te ve por la calle, seguramente mire hacia otro lado. Sueña con la jubilación y le gusta el coñac, echarse algún cigarrillo que otro y salir cada tarde con su mujer a merendar café y tostada.
Ha leído a Cioran, Kafka, Pessoa, Leopardi, Pizarnik, Shopenhauer… Pero ya no se acuerda de nada. No tiene ni idea de mitología, de matemáticas o de geografía. Le gusta la música moderna y las películas de Woody Allen.
Dios en él es un anhelo, más que una creencia, lo que lo convierte en un romántico empedernido. Es buena gente, amante de los animales, casi más que de las personas. Le gusta el mar, más que la montaña, aunque una vez en la playa, no se baña mucho: es más de periódico y chiringuito.
Escribir, escribe poco. Se levanta cada mañana con la esperanza de que el nubarrón que suele tener en lo alto se haya disipado y la inspiración se digne a hacer acto de presencia; pero no siempre cae la breva, y se ha de conformar con dos o tres frases buenas al año. Por eso dedica la mayor parte del tiempo a la higiene personal y a la limpieza del hogar, que ahí sí que no le gana nadie: se ducha una vez al día en invierno y dos en verano; pasa la mopa tres veces a la semana, limpia el polvo dos, y el cuarto de baño, a diario.
Se podría decir, en definitiva, que Jesús de la Palma no es un escritor al uso, vocacional, sino un filólogo frustrado al que le cuesta poner las comas en su sitio y escribir vello con uve cuando se refiere al pelo. Un filólogo frustrado que escribe para sentirse importante.

Podrás conocer la presentación de su obra «Fundido a negro» el sábado día 5 a las 18:30 en la Biblioteca de la Casa de la Cultura de Almedinilla. 


Casa de la Cultura - Biblioteca


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *